Alfonso Carbajal

Crystal Cruises desvía a segundo crucero de Florida y permanece en Bahamas por embargo

Fort Lauderdale.- Un segundo crucero se desvió a las Bahamas el lunes, evitando la orden de un juez estadounidense de confiscar uno de los barcos de la compañía.

El Crystal Serenity, operado por Crystal Cruises, llegó a Bimini el lunes por la mañana, dijo Barry Shulman, de 75 años, un pasajero de Las Vegas en la larga expedición, originalmente programada para regresar a finales de mayo a California.

Shulman dijo que él y varios cientos de otros pasajeros fueron trasladados en ferry desde las Bahamas a Fort Lauderdale el lunes por la noche. “Estoy encantado de estar fuera de ese barco”, dijo Shulman.

El Crystal Serenity partió de Miami el 17 de enero, pero varios días después se informó a los pasajeros que el barco tuvo que cancelar escalas en el puerto en el último momento. La compañía anunció que suspendería las operaciones hasta fines de abril, cancelando o recortando itinerarios para el Crystal Serenity y otros dos barcos.

Se suponía que uno de los otros barcos, el Crystal Symphony, regresaría a Miami la semana pasada, pero también permaneció en las Bahamas. Los pasajeros de ese barco también fueron transportados de regreso al sur de Florida.

La orden de arresto para los barcos es parte de una demanda por más de $4.6 millones en lo que la demanda dice es combustible no pagado. Un juez federal emitió la orden para el barco el 20 de enero, una práctica marítima en la que un alguacil estadounidense aborda un barco y se hace cargo de él una vez que entra en aguas estadounidenses.

Te puede interesar:  Donald Trump pide a juez federal que obligue a Twitter a restaurar su cuenta

Crystal Cruises no respondió de inmediato a un correo electrónico en busca de comentarios sobre la demanda o los barcos.