Alfonso Carbajal

Familias exigen a Joe Biden crear un plan para que el cuidado infantil sea accesible

Washington DC.- Julie Groce sabía que criar a un hijo aumentaría sus gastos, pero es diferente de lo que estaba preparada.

“Pensé que los pañales iban a costar más que el cuidado de los niños. Como si pensara que ese iba a ser el factor estresante. Eso no es, ese no fue el factor estresante. Es el cuidado de niños”, dijo Groce.

Groce y su esposo pagan alrededor de $1,100 al mes por el cuidado de niños, que en realidad es un poco menos que el costo promedio en los Estados Unidos.

“En muchos estados, el costo mensual de la atención supera el pago hipotecario promedio que tiene una familia y el costo anual es más alto que la matrícula estatal para la universidad para muchas familias en muchos estados”, dijo Stephanie Schmidt.

Schimdt trabaja para el Centro para la Ley y la Pobreza, que ha estado abogando por un aumento significativo en la financiación del gobierno para apoyar el cuidado infantil. Una causa que el presidente retomó durante el Discurso del Estado de la Unión.

El plan del presidente limitaría los costos de cuidado infantil al 7% de los ingresos de un hogar si ganan hasta 2.5 veces el ingreso medio del estado y los hogares que ganan el 75% o menos del ingreso medio no pagarían nada.

Por ejemplo, echemos un vistazo a Ohio, donde el ingreso familiar promedio está cerca de $56,000. Entonces, una familia de Ohio que gana $70,000 por año tendría sus costos de cuidado infantil limitados a $4,900 por año. Eso es el 7% de sus ingresos anuales. Las familias que ganan $42,000 o menos no pagarían nada, en este ejemplo.

Te puede interesar:  La inflación en Estados Unidos de enero ha alcanzado un nuevo máximo de 40 años

“Lo que eso significaría para las familias es que habría muchas más opciones y muchas más oportunidades para ellas. Habría mucho menos estrés para ellos y el cuidado de los niños al ser asequible y accesible significaría que tendrían más dinero en sus bolsillos, lo que les proporcionaría una mayor estabilidad económica”, dijo Schmidt.

“Tomamos la difícil decisión de vender nuestra casa y nos mudamos con los suegros. Estaba tratando de obtener cuidado de niños para poder volver a trabajar y contribuir al hogar familiar, pero no me di cuenta de que las listas de espera eran tan largas aquí”, dijo Lily Márquez, madre de dos hijos en San Francisco.

Márquez dice que ella y su pareja buscaron cuidado de niños después del nacimiento de su segundo hijo, pero vieron precios de alrededor de $3,000 al mes. Así que Lily dejó la fuerza laboral para quedarse en casa con los niños y vendieron su casa para mudarse con sus suegros.

Cuando pudo inscribirse en un programa público, estuvieron en la lista de espera durante más de tres años.

El plan para limitar los costos es parte del proyecto de ley Build Back Better, que fue aprobado en la Cámara pero estancado en el Senado. La esperanza es que la atención renovada pueda impulsarlo o podría pasar como un proyecto de ley independiente.

Te puede interesar:  Joe Biden invoca la Ley de Producción de Defensa por escasez de fórmula